Principios

1.- El Colegio adhiere a la concepción antropológica personalista que entiende al hombre desde la valoración que le corresponde como persona y sobre la cual impregna todo su quehacer.

2.- Pretendemos obtener en el educando, un desarrollo armónico de su realidad física, psíquica y espiritual, que le permita desarrollar su propio proyecto de vida enmarcado en una estructura social y en orden a valores para acceder con alegría al cumplimiento de su vocación.

3.- Consideramos que el Colegio debe promover un ambiente facilitador para el logro de un alto nivel cultural, que posibilite al hombre su realización personal y que sea capaz de asumir liderazgos de servicio.

4.- Consideramos la Educación de una persona abierta al mundo, desde la inserción en la sociedad chilena, con clara vivencia y adhesión de los valores que esta sociedad sustenta.

5.- Consideramos al educando como un ser activo, único e integral por lo tanto, el Colegio privilegiará el respeto de estas características.

6.- Entendemos la Educación como tarea del espíritu, el cual anima al auto-desarrollo perfectivo de la auto-tarea de llegar a ser plenamente quien es.

7.- Pretendemos desarrollar en nuestros educandos las habilidades lingüísticas necesarias en el idioma inglés que le permitan una comunicación personal de calidad en un ámbito vocacional y laboral dentro y fuera del país.

Valores de la persona

Es respetar lo propio y lo ajeno, ser veraz, confiable y coherente entre el decir y el hacer, tanto con uno mismo como con los demás.

PRINCIPIOS:

La Educación del colegio fomenta el respeto por lo propio y lo ajeno, por la interacción sincera y directa y por la coherencia entre lo que se piensa, dice y hace en un ambiente en que la verdad sea valorada, asumida y definida.

El Educador de nuestro Colegio valora e incentiva el respeto por lo ajeno, el amor a la verdad, el ser auténtico, coherente en la vida y en la acción.

El Alumno de nuestro Colegio respeta lo ajeno y es veraz consigo mismo y con los demás en su quehacer académico y personal, confiable y auténtico en su decir y actuar.

La Familia del alumno de nuestro Colegio fomenta en sus hijos el ser personas veraces, confiables y congruentes en su acción tanto en el ambiente familiar como escolar

Fuerza interior. No claudicable para alcanzar propósitos e ideales.

PRINCIPIOS:

La Educación de nuestro Colegio, estimula la madurez en la persona, para ser capaz de mantener siempre una actitud perseverante en el logro de los objetivos propuestos.

El Educador de nuestro Colegio es una persona perseverante que pone al servicio de la comunidad educativa toda la fuerza interior para lograr éxito en su labor.

El Alumno de nuestro Colegio, es una persona capaz de enfrentar, luchar, salvar con perseverancia las dificultades, sin claudicar para alcanzar sus objetivos personales.

Las familias de nuestro Colegio son perseverantes y se sobreponen con entereza a toda dificultad en cualquier ámbito, transmitiendo este valor a sus hijos para que lo internalicen con el fin de que lo practiquen en todo su quehacer

Esfuerzo continúo para dar a los demás lo que es debido, de acuerdo con el cumplimiento de sus deberes y derechos y a la vez intenta que los demás hagan lo mismo.

PRINCIPIOS:

La Educación de nuestro Colegio promueve el cumplimiento de los deberes y derechos de todas las personas de la comunidad escolar para asegurarles una vida feliz, armónica y equitativa.

El Educador de nuestro Colegio es objetivo, ponderado, valiente y equitativo, cumple con sus deberes y hace valer sus derechos en la comunidad.

El Alumno de nuestro Colegio es valiente se esfuerza en el cumplimiento de sus deberes con responsabilidad, haciendo respetar sus derechos y fomentando en los demás el mismo actuar.

Las Familias que pertenecen a nuestro Colegio enseñan a sus hijos que existen derechos y obligaciones que deben ser cumplidos con equidad para tener una vida feliz y armónica en todo ámbito.

Descubrir en sí mismo una fuerza y voluntad creadora que invita a interpretar el mundo con sello personal y dar vida a propuestas nuevas y singulares.

PRINCIPIOS:

La Educación del Colegio desarrolla el proceso personal de la creatividad en la búsqueda de soluciones nuevas y originales para el logro de su formación integral; dentro de un ambiente propicio que le permite expresar sus ideas, modificando su proyecto de vida y su entorno social en forma positiva.

El Educador de nuestro Colegio es una persona que respeta las individualidades de sus educandos, los motiva y promueve a la solución de problemas de manera ingeniosa y diferente, pero dentro de los principios humanos que la institución fomenta.

El Alumno de nuestro Colegio es sensible a interpretar la realidad desde una perspectiva personal, entregando propuestas nuevas a la comunidad que lo rodea para modificar su entono positivamente.

Las Familias de nuestro Colegio comprenden y aceptan el cambio a través de una comunicación flexible y efectiva que permite a sus hijos desarrollar imaginación para interpretar y mejorar el mundo desde su singularidad.

Actitud de respeto a las diferencias en torno a raza, credo o condición social dentro de la valorización occidental cristiana.

PRINCIPIOS:

La Educación de nuestro Colegio fomenta y privilegia el respeto hacia las diferencias individuales.

El Educador de nuestro Colegio ama a sus semejantes, es equilibrado en su acción, comprende y respeta las diferencias individuales. Es un profesional flexible en constante actualización que acoge, estimula y transmite a la comunidad educativa una interpretación del mundo.

El Alumno de nuestro Colegio respeta las diferencias individuales en todo quehacer diario, consiguiendo una relación armónica con los demás.

Las Familias de nuestro Colegio respetan las diferencias individuales, favorecen y crean en sus hijos un clima armónico en el cual cada uno de sus integrantes se siente querido y respetado independientemente de su manera de actuar y pensar, proyectándose en la vida escolar.

Capacidad de comprender y compartir los sentimientos y necesidades de la comunidad, asumiendo empáticamente al otro con una permanente disposición de servicio al que lo necesita, para alcanzar el bien común.

PRINCIPIOS:

La Educación de nuestro Colegio favorece las experiencias que motivan a compartir con los demás, vivencia el afecto y la generosidad hacia los otros, apoya y respeta a cada uno de sus integrantes.

El Educador de nuestro Colegio es un profesional sensible, generoso y comprometido para las necesidades de los demás.

El Alumno de nuestro colegio es una persona sensible, generosa y empática, responde a las necesidades de sus semejantes.

Las Familias del alumno de nuestro Colegio estimulan en sus hijos la relación de ayuda entre las personas y mantiene una permanente disposición a participar en las acciones solidarias de la comunidad escolar.

La entendemos como un vínculo de firmeza, apoyo y fidelidad con los principios insertos en el Proyecto Educativo.

PRINCIPIOS:

La Educación de nuestro colegio estimula una actitud de fidelidad hacia los principios de la institución y de las demás personas, a la vez, permite que este valor trascienda a la sociedad.

El Educador de nuestro Colegio es un profesional noble y fiel a los principios de la institución e incentiva esta actitud entre quienes desarrollan su diario quehacer.

El Alumno de nuestro Colegio es una persona fiel, valiente, noble, comprometida e incondicional a los principios de la institución.

Las Familias de nuestro Colegio son modelo de lealtad para sus hijos formándolos bajo los principios familiares y los de la institución.

Entendemos por patriotismo la expresión de amor, respeto, cuidado y defensa de nuestra patria, sus raíces, historia, idiosincrasia, instituciones, medio ambiente y símbolos patrios.

PRINCIPIOS:

El Colegio promueve en forma permanente y sistemática el conocimiento y actitudes de amor, respeto y cuidado de nuestra tierra, nuestra cultura, raíces, medio ambiente, instituciones y símbolos patrios.

El Educador de nuestro Colegio incorpora los valores propios de nuestra cultura a su quehacer profesional, conoce y da a conocer dichos valores con amor y respeto.

El Alumno de nuestro Colegio se siente protagonista de nuestra historia y cultura. Manifiesta interés, compromiso e identificación con nuestra patria ayudando a preservar con cariño su entorno territorial.

Las Familias de nuestro Colegio expresan su amor a la Patria privilegiando entre sus miembros la vivencia de sus valores y se comprometen con la labor formativa del Colegio en la transmisión y respeto a ellos.

La entendemos como cariño y valoración de la persona por el logro perfecto el que permite proyectarse y expresarse en forma eficiente, efectiva, generosa, alegre, flexible y crítica, con un alto grado de compromiso y autoexigencia, dando como resultado de su obra un producto útil y bello.

PRINCIPIOS:

La Educación de nuestro Colegio promueve el cumplimiento de los deberes y derechos de todas las personas de la comunidad escolar para asegurarles una vida feliz, armónica y equitativa.

El Educador de nuestro Colegio es una persona abierta, generosa, alegre, flexible, exigente, crítica, capaz de crear un ambiente de trabajo tal, que mediante la entrega de sus capacidades y constante perfeccionamiento logra realizar las distintas tareas en forma armónica y eficiente.

El Alumno de nuestro Colegio pone el máximo de esfuerzo en desarrollarse plenamente a través de su obra-trabajo, valorando y expresando en ella, siempre lo mejor de sí mismo.

Las Familias de nuestro Colegio valoran y se comprometen en forma integral y coherente con la obra bien hecha de sus hijos y de las acciones educativas que el Colegio promueve. Estimulando con amor la perfección y la exigencia en todas las realizaciones que permiten el desarrollo de estas obras.